EL TXOKO

Quien quiera conocer el verdadero espíritu de Vinario, ha de descender a lo profundo.

EL TXOKO

En la planta inferior, nos encontramos con unas tinajas cerámicas antiguas, casi escondidas, que ya estaban en el local antes de que llegáramos, como si hubieran presentido que Vinario pondría en valor su historia, y con ella, los procesos invisibles que se esconden detrás de la elaboración del vino.

Quien quiera conocer el verdadero espíritu de Vinario, ha de descender a lo profundo, ya que aquí tanto la envolvente, oscura; como los materiales, en bruto; y la iluminación, escenográfica; buscan resaltar con expresividad su esencia.